Regresar

Sacar a pasear a tus gatos con correa, ¿misión imposible?

181226.jpg

Las correas han dejado de ser exclusivamente para perros, muchos dueños se han animado a sacar a pasear a sus mascotas con correa, porque además de que comparten tiempo juntos, los animales disfrutan del aire fresco y conviven con su entorno. Puede ser una imagen bastante inverosímil, pero lo cierto es que muchos gatos disfrutan de esta actividad y responden felices a esta medida de precaución.

Si te gustaría intentarlo con tu felino, tenemos estos consejos para ti:

Puede que no le guste, pero al menos anímate a intentarlo: A pesar de ser mascotas, aún mantienen ese instinto salvaje y nada mejor para ellos que ponerlo en práctica mientras detectan nuevos olores y sensaciones del exterior. Tras algunos intentos en casa, prueba dando paseos en el jardín o parques cercanos. Poco a poco ira perdiendo el miedo y será mucho más listo.

El paseo puede mejorar la actitud de tu gato: Si tu amiguito es muy tímido o nervioso, lo más seguro es que le cueste mucho más adaptarse a esta nueva actividad pero es también muy probable que gane confianza en sí mismo y sea más valiente.

Prepáralo poco a poco: Después de elegir la correa que mejor se adapte a su tamaño y peso, lo ideal es tenerla a su alcance para que pueda identificarla e incluso jugar con ella y olerla. Después, al momento de colocársela, asegúrate que se sienta cómodo y pueda moverse libremente. Al final de cada paseo puedes entregarle alguna recompensa o premio para que lo asocie con algo positivo.

Los paseos, son sólo eso: Después de haber disfrutado el placer que ofrece el mundo exterior, puede que algunos gatos quieran hacerlo más seguido de lo normal, convirtiéndose en prófugos de tu amor y cariño, para no verlos nunca más…Evita quedarte sin mascota, déjale muy claro que solamente al colocarle el arnés o correa podrá salir de casa.

Y lo más importante, si tu gato no está cómodo con estos paseos, respeta su decisión y deja que sea el mismo. Cuéntanos, ¿Te animarías?