Regresar

La figura del gato en cinco culturas

190213.png

Sin lugar a duda, nuestros mininos son los reyes del hogar, pero ¿qué pasaba en la antigüedad cuando realmente se creía que eran divinidades y atraían a la buena o mala suerte? Te lo contamos en este blog.

En la actualidad, regalar animales es un gesto de amor y bondad (de lo cual te hemos aconsejado en un blog anterior), pero para los griegos era un presente lujoso traído desde Egipto que se le regalaba a las cortesanas para que les haga compañía y demostraba el aprecio que tenía la persona en cuestión con ellas.

Por su parte, para los egipcios, el gato era un animal protector, que cuidaba de roedores indeseados en los cultivos y se le veía como un animal dulce, agraciado, refinado y limpio, por lo cual fue representado como deidades y acobijado como mascota doméstica en el tercer milenio antes de Cristo.

En el continente asiático era relacionado con la gracia, el deseo, la fecundidad y la suerte, es por ello que se le representaba como una personificación femenina grácil y elocuente. A pesar de ello, también era visto con respeto, ya que su contraparte negativa los mostraba en leyendas como seres enigmáticos atrayentes de malos espíritus y demonios.

Las culturas prehispánicas no se quedaron atrás y también tenían sus creencias en cuanto a los felinos se refiere, sobre todo a la imagen del jaguar, que representaba al poder nocturno según las creencias de los mayas. Este animal era asociado con los guerreros para protegerlos y con los sacerdotes que interpretaban la voluntad de los dioses.

Ahora que ya sabes un poco más acerca de estos hermosos pero misteriosos animales, según la actitud de tu gato ¿de qué cultura crees que hayan venido sus antepasados? Recuerda que con nuestro dispositivo podrás seguirle la pista inclusive si va a visitar a sus parientes de China.