Regresar

¿Por qué los perros lamen el piso?

190213 (1).png

Alguna vez te has preguntado “¿por qué tu perro entierra la comida o juguetes?” seguramente sí, pero no encontraste una explicación, y te decidiste por nunca más comprarle un juguete porque ¿los pierde? Calma, aquí te traemos las razones:

Legado ancestral

¡Tu perro está siguiendo un impulso ancestral! Hace miles de años, los perros callejeros no tenían asegurada la comida, así que, después de una buena cacería, enterraban lo que les sobraba. Cuando estos perros tenían hambre, regresaban al lugar secreto y desenterraban sus sobras de comida. La tierra también se desempeñó como refrigerador natural, manteniendo los huesos enterrados frescos al protegerlos por más tiempo de la luz solar.

Este envejecimiento natural también hacía al hueso más sabroso. ¿Has sido demasiado generoso con premios y juguetes? Tu perro pudo simplemente haber almacenado extras en un lugar seguro para recuperarlos más tarde.

Por su raza

Ciertas razas estas predispuestas a cavar y enterrar cosas. Los terrier (grupo que incluye razas como el Jack Russell terrier, el Yorkshire terrier o el Bull Dog terrier) tienen un instinto de cavar mucho más desarrollado que la mayoría de los perros, ya que estos fueron criados para cazar pequeños mamíferos, como ratas y ratones y debían de cavar en los sitios donde solían esconderse. Los Dachshund, (perros salchichas) también son grandes aficionados a cavar hoyos y enterrar cosas. Esta raza fue creada originalmente para cazar tejones, y debían cavar en sus madrigueras para poder capturar a sus presas.

Para pasar el rato

Mientras que tú tienes la obligación de cumplir con unos horarios y trabajar cada día, la única obligación que tiene tu perro es salir a pasear y portarse bien en casa. Esto les deja un montón de horas libres y hace que en muchas ocasiones se aburran. Ciertos comportamientos como perseguirse la cola o enterrar huesos pueden tener como explicación buscar un momento de entretenimiento. Puede que para ti enterrar cosas sea poco interesante, pero algunos perros encuentran a esta actividad divertida y como una excelente forma de pasar su tiempo libre.

¿Cómo evitarlo?

Para minimizar este tipo de acumulación, recoge las piezas de juguetes o huesos del perro. Limita el acceso de tu perro a uno o dos juguetes a la vez y guarda el resto. Alterna los juguetes de tu perro regularmente. Al limitar la cantidad y proporcionar variedad, puedes disminuir el fuerte impulso de tu perro a dar sus tesoros al patio y enterrarlos.

Dirige su necesidad de enterrar al enseñar a tu perro a ocultar un hueso o juguete favorito debajo de una manta. Que sea un juego divertido de juego por un par de veces a la semana. Esfuérzate por mejorar la comprensión del vocabulario de tu perro haciendo entender que entierre correctamente el objeto correcto.

Veterinarios aconsejan

Enterrar las cosas puede ser una molestia para ti, pero puede ser un peligro para la salud de tu perro. Un hueso viejo, puede causar malestar estomacal o diarrea en tu perro. Si este es el caso, el necesita atención veterinaria. Por el bien de su salud, no dejes que tu perro lleve artículos comestibles para enterrar en el patio trasero.